PraxedoNuestro blog especializado Gestión de field services: por qué es útil formar a los técnicos de mantenimiento en conducción eficiente
conducción eficiente
  • Técnico
  • Movilidad

Gestión de field services: por qué es útil formar a los técnicos de mantenimiento en conducción eficiente

Kieran Le Peron
7 octubre 2020

Para cualquier empresa de servicios que cuente con técnicos que lleven a cabo intervenciones sobre el terreno, los aspectos económicos relativos a la optimización de rutas y conducción eficiente resultan importantes.   Una estrategia empresarial que gire en torno a la conducción eficiente puede lograr, así, un considerable ahorro y reforzar la imagen de marca de la empresa en relación con las cuestiones medioambientales que, en la actualidad, cobran especial relevancia.

Definición de conducción eficiente

Antes de explicar los beneficios de la conducción eficiente en las empresas de servicios, conviene definir el concepto del que estamos hablando. Efectivamente, los profesionales de los servicios de campo aún no están totalmente sensibilizados con este tipo de problemas y los desafíos relacionados con los mismos.   En pocas palabras, el principio global de la conducción eficiente se basa, de hecho, en la anticipación y la optimización del comportamiento de los técnicos cuando están al volante de su vehículo de intervención.   El objetivo de este planteamiento consiste en reducir al máximo las fases de frenado o aceleración para conservar el mayor tiempo posible una velocidad constante a lo largo del trayecto. Este principio permite mantener el motor con pocas revoluciones y reducir, de este modo, el consumo de combustible, así como las emisiones de CO2. Hablamos, de este modo, de conducción eficiente para hacer hincapié en el ahorro del que se puede beneficiar la empresa. Se trata, de hecho, de una conducción económica, cuyos beneficios asociados son considerables.   Así pues, según los indicadores TERM (Transport and Environment Reporting Mechanism) publicados por la Agencia Europea de Medio Ambiente, la conducción eficiente mejora significativamente la seguridad de los técnicos al volante, reduciendo los accidentes de los conductores en un 10-15%.   Por otro lado, entre los beneficios destacados, se ha detectado también una reducción media del consumo de combustible de aproximadamente un 15%, lo que, de acuerdo con las cifras TERM, puede suponer un ahorro de hasta 500 euros por conductor al año, y esto sin hablar de los costes de mantenimiento, que también se ven reducidos. Al forzar menos los conductores sus vehículos, los componentes mecánicos aguantan mejor el “ritmo”.   Por último, siempre conforme a los indicadores TERM de la Agencia Europea de Medio Ambiente, la conducción eficiente permite contribuir de manera eficaz a la limitación de los gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global.

Beneficios de la conducción eficiente en las empresas de servicios

Los objetivos de diseñar una estrategia de conducción eficiente en las empresas de servicios son, por consiguiente, múltiples:  

Mejorar la seguridad de los técnicos en sus desplazamientos

Para las empresas de servicios, la seguridad de sus técnicos es una prioridad. Sin embargo, no son muchas las que tratan de llamar la atención de sus colaboradores acerca de los riesgos viales, a pesar de que los accidentes de tráfico son responsables de más del 50% de los fallecimientos en el trabajo.   Dando formación a los colaboradores y animándolos a adoptar una conducción económica, es muy probable que disminuya el índice de siniestralidad de la flota de vehículos de la empresa.  

Reducir hasta un 25% los gastos de combustible de la flota de vehículos

La segunda ventaja de la conducción eficiente es la reducción en el consumo de combustible. Al circular a una velocidad más constante y al limitar las aceleraciones y las frenadas, los conductores contribuyen a reducir los gastos en combustible de la empresa en que trabajan.   El Observatorio del vehículo de empresa considera que la conducción eficiente permite ahorrar hasta un 25% en esta partida de gasto.  

Optimizar el programa de mantenimiento de los vehículos

Los vehículos que son objeto de un buen mantenimiento son vehículos que consumen menos y tienen menos posibilidades de averiarse. Asimismo, son vehículos que garantizan una mayor seguridad a los conductores.   La adopción de una conducción más suave permite, además, ser menos dependiente de los componentes mecánicos. La conducción eficiente presenta esta ventaja. Protege también el buen estado de los vehículos.   Más allá del mantenimiento, la conducción eficiente permite responsabilizar al conductor en relación con el riesgo presente en la carretera. Como se ha indicado antes, los accidentes de tráfico son la principal causa de mortalidad en el trabajo. Una conducción más suave y anticipada ayuda a reducir el número de accidentes de tráfico. Aunque no existe ninguna cifra oficial, se suele hablar de una reducción de en torno al 10-15%. La empresa asume plenamente, por lo tanto, su función de prevención de riesgos viales y se beneficia, de paso, de una reducción de la siniestralidad de su flota.  

Disminuir el impacto medioambiental de la flota de vehículos

El uso de vehículos térmicos genera emisiones de CO2. Este impacto sobre el medio ambiente puede repercutir en la imagen de marca de la empresa.   Proponer una conducción eficiente a nuestros colaboradores permite reducir las emisiones de CO2. Esta disminución puede llegar a ser del 25%.

Cómo implantar la conducción eficiente en la empresa

El éxito en la ejecución de una estrategia de conducción eficiente en una empresa de servicios implica necesariamente el apoyo previo de los técnicos conductores al proyecto. Para conseguir su apoyo, conviene sensibilizarlos sobre esta cuestión, formarlos convenientemente, motivarlos y acompañarlos en la adopción de buenas prácticas.  

Sensibilizar a los técnicos de mantenimiento itinerantes

La adopción plena del proyecto de conducción eficiente en el seno de la empresa depende, en parte, de la comprensión y participación de los colaboradores. Efectivamente, son los técnicos los que, cada día, hacen trayectos de decenas de kilómetros para acudir de un lugar de intervención a otro. No se puede hacer nada sin convencerlos, previamente, del interés de llevar a cabo esta estrategia.   Si se consigue su apoyo, los resultados del proyecto serán mucho mejores y los beneficios enseguida serán visibles y concretos. Para lograr su implicación, es importante mantener una buena comunicación con los conductores, explicándoles claramente de qué se trata y qué beneficios conlleva.   Resulta también una buena ocasión para recordarles las ventajas concretas de la conducción eficiente, tanto para su seguridad como para su bienestar laboral.  

Formar a los conductores en conducción eficiente

Existen diversas opciones disponibles para las empresas que quieren que sus técnicos itinerantes adopten una conducción eficiente.   Aunque este tipo de formación implica un gasto, también permite ahorrar costes. Por ejemplo, permite negociar unas tarifas en el seguro de la flota más ventajosas.   Asimismo, la formación en conducción eficiente es una potente herramienta para sensibilizar a los conductores. Más allá del discurso oficial de la dirección de la empresa, este tipo de formación pone a los conductores en contacto directo con los problemas relativos a su experiencia de conducción y las ventajas que supone la conducción eficiente.  

Organizar desafíos internos relacionados con la conducción eficiente

Una vez implantada la conducción eficiente dentro de la empresa y habiendo sensibilizado y formado a los colaboradores, es importante vivir el proyecto día a día.   El sistema telemático instalado a bordo del vehículo permite establecer soluciones de acompañamiento. Una empresa como Océan (Grupo Orange), que cuenta con sus propios dispositivos instalados a bordo y colabora activamente con algunos fabricantes de automóviles, propone un seguimiento a largo plazo de los resultados de las iniciativas adoptadas por la empresa, a través de indicadores y cuadros de mando asociados a una aplicación en un smartphone:

  • Gestión del tiempo transcurrido en la carretera y del comportamiento al volante (gestión de los problemas al volante dando una calificación a los conductores),
  • Seguimiento de las emisiones de CO2 y del consumo de combustible,
  • Gestión del mantenimiento de los vehículos

Organizar concursos y desafíos relacionados con la conducción eficiente puede ser, además, una buena solución para mantener vivo este espíritu.  

Optimizar los tiempos de desplazamiento de los técnicos que realizan intervenciones

Uno de los requisitos técnicos para llevar a cabo una estrategia de conducción eficiente es, asimismo, la implementación de una solución de gestión de intervenciones. Efectivamente, si la empresa aún gestiona el trabajo de sus técnicos de campo mediante partes de trabajo en papel y hojas de cálculo de Excel, le resultará difícil tener la flexibilidad organizativa y la visión global necesarias para supervisar con eficacia los desplazamientos de sus colaboradores a lo largo de sus rutas de intervención.   Por este motivo, un programa para servicio técnico presenta, en este sentido, diversas ventajas operativas:

  • La interfaz de planificación de rutas permite diseñar la agenda de los técnicos de la manera más eficaz y realista posible.
  • Asimismo, permite coordinar y organizar las intervenciones teniendo en cuenta la ubicación geográfica de los clientes, pero también de los técnicos, y todo ello en tiempo real. Además, un programa para servicio técnico adaptado, como el que ofrece Praxedo, permite calcular el tiempo de desplazamiento necesario para acudir de un lugar a otro.
  • Por otro lado, gracias a una herramienta de planificación pertinente, se pueden priorizar las intervenciones de los técnicos en función de la realidad existente sobre el terreno. De este modo, resulta posible agregar fácilmente en una agenda una intervención urgente, o traspasar una intervención de un técnico a otro si el técnico inicialmente previsto se ha retrasado en su intervención anterior y existe otro técnico disponible para intervenir más rápidamente.

Comunicar periódicamente las buenas prácticas y otros datos

Es importante informar periódicamente a los conductores sobre la importancia de la conducción eficiente y los resultados obtenidos gracias a ella en el conjunto de la flota. Esto les permite visualizar con más facilidad los resultados obtenidos.   Si, gracias a haber modificado su comportamiento, los conductores han contribuido a reducir el índice de siniestralidad de la flota de la empresa, hay que hacérselo saber. Valorar los éxitos de los colaboradores resulta fundamental para la dinámica del proyecto.