PraxedoNuestro blog especializado Cómo ahorrar en gasolina con la optimización de rutas: la planificación al servicio de la eficiencia
Ahorrar-en-gasolina-con-la-optimización-de-rutas-
  • FSM
  • ventajas

Cómo ahorrar en gasolina con la optimización de rutas: la planificación al servicio de la eficiencia

Lara ABARCA
21 octubre 2022
7 min de lectura

El estado del mercado energético y de los carburantes copa los titulares de los medios de comunicación. Una cuestión de política, de estrategias macroeconómicas y de acuerdos entre naciones que, sin embargo, está lejos de ser un tema ajeno a la población. Es más, es un asunto que incumbe a todos los ciudadanos de uno u otro modo. Especialmente, a aquellos que gestionan algún tipo de negocio relacionado con el transporte y los desplazamientos por carretera. Para ellos es fundamental contar con pautas y herramientas para afrontar una coyuntura desafiante y tener claro cómo ahorrar en gasolina con la optimización de rutas.

¿Cómo se puede ahorrar combustible cuando se cuenta con una flota?

El precio de la gasolina y el diésel han alcanzado máximos históricos en el último año. La visita a la gasolinera, cuando esta es puntual, porque se hace un uso escaso o moderado de un vehículo particular, causa un impacto en la economía de los consumidores. Pero este se convierte en un auténtico problema financiero cuando se trata de flotas de vehículos empleados en el ámbito laboral. 

Por ello, es fundamental tener en cuenta distintos puntos en los que se puede hacer un uso más racional del combustible: mejorar la conducción, evitar dejar el vehículo al ralentí siempre que sea posible, cuidar el mantenimiento de los vehículos o evolucionar a coches eléctricos son algunos de ellos. Pero, además, es posible ahorrar en gasolina con la optimización de rutas.

Optimización de rutas: fundamentales para el ahorro en los servicios técnicos

El ahorro producido por una definición estratégica de las rutas es clave para las empresas dedicada al servicio técnico. Elegir la ruta más rápida, por carreteras en mejor estado y evitando dar rodeos innecesarios es claramente una vía para economizar el combustible necesario para realizar los trabajos.

Además, implica un aumento de la eficiencia de los técnicos, ya que incrementa su productividad, al minimizar el tiempo perdido en dar rodeos o acudir a una cita por una carretera de peor trazado o mayor tráfico o, incluso, de tener que acudir varias veces de forma innecesaria a atender a un cliente por no tener claro el tipo de aviso o el material necesario para dar respuesta. 

El estado de las carreteras es algo también a tener en cuenta cuando se planifica una ruta ya que una de las consecuencias de la mala conservación de las vías es un incremento del combustible consumido en hasta un 34 %. Es más, puede reducir la vida útil de los vehículos que transiten por ellas en hasta un 25 %, algo que supondrá un gasto adicional en menos tiempo del esperado. Y, si hablamos de ahorro, no podemos enfocarnos solo en el económico, sino que también ha de darse importancia al efecto medioambiental, ya que una carretera en un mal estado implica un 34 % más de emisiones de gases de efecto invernadero.

La DGT menciona la anticipación como elemento fundamental para el ahorro de gasolina mediante la conducción. Si entre un 30 y un 50 % del gasto de combustible se produce en función de la forma en que el usuario conduce, está claro que hay que tomar medidas para que esta conducción sea la adecuada. Entre ellas está la conducción a una velocidad constante y moderada, sin cambios bruscos de ritmo, tanto en la conducción continua como en los semáforos u obstáculos. Y, esto, podrá cumplirse si el conductor de un vehículo profesional cuenta con una ruta optimizada, que le ayudará a contar con tiempos más desahogados de desplazamiento sin incurrir en una conducción precipitada que, además, puede derivar en accidentes.

Implantar un software de gestión de servicios de campo para ahorrar en gasolina

Contar con un software de gestión de servicios de campo, como el que ofrece Praxedo, es fundamental para perfeccionar las rutas de los técnicos en su día a día. Gracias a esta herramienta, los responsables de la planificación pueden conseguir una optimización de las rutas en unos segundos. Basada en algoritmos, puede analizar las limitaciones operativas y las distancias que hay que recorrer entre los distintas localizaciones a las que hay que acudir para dar el servicio, con el fin de minimizarlas. 

Por otro lado, poder realizar la planificación con la ayuda de la cartografía supone poder visualizar en tiempo real un avance real de los trabajos y, así, completar las rutas de los técnicos de campo con posibles nuevos trabajos que surjan en el momento. De este modo, se limitan los tiempos muertos en la agenda de los técnicos y se minimizan los trayectos, lo que redundará en una menor factura en carburante a final de mes.

Además, una funcionalidad de planificación avanzada ayuda a identificar a los técnicos más apropiados para cada trabajo, según sus competencias, las limitaciones de disponibilidad que pueda tener el cliente -aparte, obviamente, del tiempo que tardarían en recorrer el trayecto-. Así se aporta una respuesta rápida al cliente y se evita tener que hacer los recorridos dos veces en el caso, por ejemplo, de que el técnico enviado en primera instancia no sea el más adecuado para esa tarea de reparación o mantenimiento y sea necesario enviar a otro con un perfil distinto. 

 

Este tipo de aplicaciones permite, además, modificar las rutas en función de las necesidades, de la forma más inteligente. Dado que ayudan a seguir la actividad sobre el terreno en tiempo real, se puede visualizar si un técnico está disponible, si está en un momento de desplazamiento o si se encuentra realizando un trabajo. De esta forma, se puede identificar en el momento al técnico más adecuado al que asignar, por ejemplo, un trabajo urgente, de tal forma que se enviará al empleado disponible que se encuentre más cerca del punto de destino y que cumpla con las características indicadas para el proyecto.

 

La gestión del stock de las piezas de repuesto es otra funcionalidad que puede aportar un software de gestión de servicios de campo. Tiene mucho que ver con los desplazamientos ya que el técnico puede conocer en el momento el stock con el que se cuenta y planificar, antes de realizar un trabajo, si necesitará uno u otro material, lo que evitará un segundo desplazamiento. 

 

En este mismo sentido es muy útil la gestión virtual de los procesos administrativos, ya que poder realizar los partes de forma automática y enviarlos al departamento de administración de forma virtual evita una visita innecesaria a la oficina que tiene como único fin la entrega de un material en papel.

 

Contar con herramientas digitales es fundamental para la transformación digital de las compañías dedicadas al servicio técnico. Además de facilitarles una mejor gestión de los procesos les ayudará a comprobar cómo ahorrar en gasolina con la optimización de rutas, y a reducir la factura en elementos tan importantes como el carburante que gastan mes a mes.