Nov 07

Mantenimiento en el sector médico: más vale prevenir que curar

Publicado por : Juliette Fauchet / Etiquetas : , ,

Mantenimiento en el sector médico: más vale prevenir que curar

Los centros sanitarios cuentan con una gran variedad de equipos médicos que desempeñan un papel fundamental en cada etapa del proceso de salud: prevención, diagnóstico, tratamiento, control, etc.
 
El buen funcionamiento de todos estos equipos es, por lo tanto, fundamental para estos organismos, que invierten considerables cantidades de dinero en su mantenimiento. Y lo mismo esperan ellos de sus prestatarios de intervenciones técnicas de mantenimiento, tanto en el marco de sus contratos de mantenimiento preventivo o correctivo.
 
Además de la competencia de los profesionales sanitarios, la calidad de las prestaciones ofrecidas a los pacientes en un servicio hospitalario también depende de un entorno tecnológico adaptado y eficiente. Hoy en día un gran número de servicios y centros sanitarios, tanto privados como públicos, debido a restricciones presupuestarias, disponen de equipos anticuados. Y es cierto que todo aparato o equipo médico defectuoso afecta considerablemente al propio acto de la atención sanitaria, al funcionamiento, la economía y la reputación del lugar. En este contexto, el mantenimiento del material es fundamental.

Una gran variedad de equipos médicos, más o menos complejos, que necesitan mantenimiento

De carácter complejo, debido a los diversos tipos de aparatos y equipos médicos, este tipo de mantenimiento debe tener en cuenta un gran número de parámetros: las normativas, las necesidades de distintos materiales disponibles, los resultados y la vida útil de los equipos, las consecuencias de las averías, el control de costes, etc.
 
Si los laboratorios se ven especialmente afectados por las certificaciones y normativas que deben cumplir, los servicios de radiología se hallan bajo la misma presión, debido a los elevados costes de los equipos (IRM, escáner, etc.). En el caso de algunos equipos médicos de servicios de reanimación y quirófano (monitorización de reanimación y anestesia, ventilación de reanimación y anestesia), es precisamente la importancia vital de su función lo que hace que sea tan importante llevar a cabo un mantenimiento de calidad.
 
En este tipo de entorno, está claro que el servicio de mantenimiento prestado por el prestatario debe ser impecable. Debe ser rápido y de excelente calidad. Asimismo, para satisfacer estas expectativas, los prestatarios deben disponer de una organización y unas herramientas adaptadas.

El mantenimiento preventivo reduce los costes del mantenimiento correctivo

El mantenimiento supone una inversión considerable para los centros sanitarios y se lleva a cabo a través de contratos de mantenimiento preventivo y correctivo.
 
El mantenimiento preventivo, que tiene como objetivo anticiparse a las averías o al posible empeoramiento del funcionamiento de un equipo, se programa conforme a un calendario predeterminado. Este tipo de contratos permite no solo evitar cualquier riesgo para la salud – y sus consecuencias económicas – debido a la brusca interrupción de la máquina, sino que también permite reducir los costes de mantenimiento correctivo: el mantenimiento periódico y el seguimiento de un dispositivo médico caro resulta más económico que su reparación en caso de avería. Gracias a los contratos anuales predeterminados, se pueden organizar los servicios y establecer un mecanismo para reducir el impacto de las intervenciones de mantenimiento.
 
Por su parte, el prestatario puede planificar las intervenciones de esos contratos y, en su programa de gestión de agendas, generar alertas de recordatorios.
 

Rapidez y eficacia para el mantenimiento correctivo de los equipos médicos

El mantenimiento correctivo se produce tras una avería o un mal funcionamiento de un equipo. Alertado por el centro sanitario, el prestatario debe intervenir cuanto antes. Debe, por lo tanto, identificar rápidamente, en su base de datos de técnicos, al operario que reúna las competencias necesarias para reparar el tipo de equipo dañado y que esté disponible lo antes posible.
 
Una solución informática que gestione al mismo tiempo las agendas y las competencias del equipo técnico permitirá a los planificadores localizar rápidamente al técnico que cumpla ambos criterios.

Un SAT eficiente exige herramientas digitales

Por lo que respecta a estos dos tipos de mantenimiento, está claro que un mantenimiento eficiente en el ámbito médico exige herramientas digitales y acceso a datos. En el marco de las competencias de los técnicos, por ejemplo, resulta fundamental que el prestatario haya digitalizado su perfil, incluyendo su formación y las últimas certificaciones obtenidas. Los gestores de agendas deben disponer de toda la información necesaria para poder enviar a la persona correcta a realizar una intervención en un equipo concreto.

Información siempre disponible sobre los equipos, tanto online como offline

Dado que los centros sanitarios disponen de equipos más o menos sofisticados, los técnicos necesitan consultar los datos sobre su funcionamiento. Para ello deben poder acceder digitalmente a las características y especificidades de cada máquina. Tienen que poder acceder, desde su tablet o smartphone, a toda la documentación específica de cada aparato, accesible en modo online y offline, y a los datos relativos a las intervenciones realizadas anteriormente. Todos estos datos deben estar recogidos en una base de datos que reúna el historial técnico y financiero de cada equipo. Gracias a estos datos, el técnico que realice el mantenimiento preventivo podrá detectar un posible mal funcionamiento y evitar, de este modo, fallos técnicos y la inmovilización del aparato.

Digitalizar los datos para poder extraerlos fácilmente

Todos estos datos digitalizados permiten, asimismo, rastrear todas las intervenciones realizadas en un equipo y garantizar que se han llevado a cabo correctamente los controles prescritos en la normativa. Desde el punto de vista legislativo, cualquier operación que no aparezca registrada en un documento en papel o digital, es como si no se hubiese llevado a cabo. Por ello es fundamental disponer del historial completo de todas las operaciones realizadas a lo largo de la vida del material. La digitalización de estos datos permite su extracción automática en caso de inspección. Por último, disponer de una herramienta de firma electrónica permite a los técnicos validar la intervención directamente in situ.
 
Debido al número cada vez mayor de equipos técnicos que podemos encontrar en los centros sanitarios, su mantenimiento se ha convertido en un tema crucial. Las incidencias y las averías que dan lugar a la inmovilización de los equipos deben arreglarse lo antes posible. Se pueden evitar, incluso, mediante el mantenimiento preventivo, que alarga la vida útil de estos aparatos manteniéndolos en buenas condiciones de rendimiento y controlando sus costes.
 
 

Artículos similares :

Acerca del autor

Juliette Fauchet

Juliette Fauchet is an independent journalist. With more than 25 years of experience working for major press groups, she covers topics related to business computing, digital, and new technologies.

Pruebe el experto Praxedo

Prueba sin compromiso, no tarjeta de crédito requerida
une bonne idée, faites un essai gratuit
Prueba gratuita

Si prosigue con la navegación, acepta usted la utilización de cookies para personalizar su visita y asegurarle una mejor experiencia en nuestra web. Para ampliar esta información, haga clic aquí.