PraxedoNuestro blog especializado Mantenimiento de equipos de climatización: cómo no saltarse ni una revisión
Mantenimiento-de-equipos-de-climatización-
  • Field service
  • HVAC

Mantenimiento de equipos de climatización: cómo no saltarse ni una revisión

Lara ABARCA
19 septiembre 2022

La climatización de la vivienda es una de las condiciones de confort en el hogar. Por ello, los sistemas de calefacción o aire acondicionado son dos de los elementos fundamentales a tener en cuenta en el equipamiento del hogar. De hecho, más del 34% de viviendas en España cuentan con un sistema de climatización, un porcentaje que se eleva en gran medida en ciudades que registran temperaturas mayores, como Sevilla (73,7 %) o Córdoba (70,7 %). Optar por una instalación de aire acondicionado (que puede también contar con bomba de calor) es una inversión notable por lo que, indudablemente, los usuarios querrán alargar la vida útil de la misma, algo que se puede conseguir con un adecuado mantenimiento de los equipos de climatización. Y, en ello, las empresas de servicio técnico tienen un papel fundamental.

Realizar de forma periódica revisiones de los dispositivos y de la instalación ayuda a un correcto funcionamiento, mejora el rendimiento, garantiza una buena calidad del aire y se evita que surjan posibles averías. Además, el consumo de energía se reduce, un argumento muy a tener en cuenta, especialmente en instalaciones comunitarias, donde su mayor consumo energético procede de las instalaciones de aire acondicionado.

Parte de ese mantenimiento, el más básico, lo pueden hacer directamente los propios usuarios, pero una revisión más en profundidad o aquella necesaria en los sistemas colectivos requerirán la intervención de un experto.

¿Cuándo y cómo realizar las tareas de mantenimiento? La importancia de gestionar un alto volumen de peticiones de servicio

Los equipos de aire acondicionado, para garantizar su funcionamiento óptimo, han de revisarse y limpiarse antes y después del verano. Además, si cuentan con bomba de calor, también habrá que realizar este mantenimiento antes y después de su uso en invierno. Por tanto, las empresas de mantenimiento de equipos de climatización tendrán que ver la mejor manera de enfrentarse a un mayor volumen de solicitudes de trabajos.

Es cierto que los usuarios de los equipos pueden encargarse de tareas de limpieza sencillas para tener los equipos listos para su uso, como un mantenimiento básico del split, que se basa en la limpieza de los filtros o el desagüe a su alcance, ya que no requiere conocimientos especializados. Pero, si se trata de instalaciones más centralizadas, será complicado acceder a esta parte del sistema, por lo que lo más adecuado es dejar la tarea a un técnico.

La unidad exterior, que a menudo está instalada en la fachada de la vivienda, también requiere llevar a cabo con regularidad una revisión y limpieza superficial, así como asegurarse de que los soportes están en un estado óptimo, para evitar un posible accidente. Al estar suspendida, lo más adecuado es que una empresa de servicio técnico sea la encargada de realizar el trabajo; así, el usuario tiene la garantía de que la unidad se revisa correctamente cumpliendo, además, con las medidas de seguridad apropiadas.

También es fundamental comprobar que no existen fugas de refrigerante en el equipo, una  función ha también ha de ser realizada por un experto, un instalador que cuente con un certificado para manipular gases fluorados.

Todo este mantenimiento preventivo conlleva numerosas peticiones de trabajo de campo a las que hay que sumar las revisiones de equipo cuando los usuarios sospechan que el funcionamiento del equipo no es el adecuado. En este momento, habrá que enviar a un técnico a comprobar el correcto funcionamiento y llevar a cabo la reparación en caso de que sea necesario.

Mantenimiento obligatorio: la necesidad de cumplir con la normativa

Ya hemos visto que mantener el sistema de aire acondicionado es clave para un correcto funcionamiento y prolongar su vida útil, por lo que los usuarios estarán interesados en solicitar la ayuda de técnicos.  Pero, además, hay que tener en cuenta que la implicación de un servicio técnico ayuda a la conformidad con el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), que establece las condiciones a cumplir por parte de los sistemas de climatización y calefacción, para una mayor eficiencia energética y un uso racional de la energía.

Existen inspecciones obligatorias, reguladas por cada comunidad autónoma, en función de las características de cada aparato de aire acondicionado. El Reglamento señala que “El titular o usuario de las instalaciones térmicas es responsable del cumplimiento del RITE desde el momento que se realiza la recepción provisional” y, por tanto, es responsable del mantenimiento de la instalación térmica por parte de una empresa habilitada, realizar las inspecciones obligatorias y conservar la documentación de todas las actuaciones, consignándolas en el Libro del Edificio. El RITE establece una división de las instalaciones en función de los kW y marca el obligado mantenimiento por parte de un técnico titulado para las que superen los 5.000 kW en calor y más de 1.000 kW en frío. Por ello, las empresas de servicio de mantenimiento de equipos de climatización tienen un papel fundamental para los propietarios de instalaciones de este tipo.

La importancia de dar una respuesta ágil al cliente

En el mantenimiento de los equipos de climatización es importante contar con un servicio técnico al que poder acudir, tanto si se trata de una revisión preventiva como en las acciones correctivas que puedan surgir. Y, cuando el usuario recurre a un profesional, espera una gestión eficiente de su incidencia. Por ejemplo, si se acerca la época de calor, no admitirá esperar 1 mes para que el técnico acuda o, si se estropea su bomba de calor, no querrá esperar a la reparación más tiempo del estrictamente necesario.

Para poder cumplir con las expectativas del cliente, la empresa proveedora del servicio de mantenimiento ha de contar con una gestión adecuada de los servicios de campo, algo que puede conseguir con la ayuda de herramientas como la que ofrece Praxedo, un software específico para empresas de climatización que simplifica el trabajo de sus equipos y ayuda a hacer frente a cualquier imprevisto. Gracias a ella, las actividad de los técnicos está controladas y la empresa respeta plenamente sus obligaciones y compromisos.

Por ejemplo, es mucho más sencillo garantizar el cumplimiento de sus obligaciones como manipulador de fluidos refrigerantes mediante la gestión de las órdenes de trabajo desde la instalación, al mantenimiento o la reparación de equipos de refrigeración. Generar formularios en solo unos clics y agendar automáticamente las fechas recurrentes para cumplir con un plan de mantenimiento preventivo, mejorar la trazabilidad de las intervenciones y la productividad, así como agilizar los procesos de facturación son tan solo algunas de sus ventajas que redundarán, al fin y al cabo, en un cliente 100 % satisfecho.