PraxedoNuestro blog especializado Software de mantenimiento instalaciones fotovoltaicas: Mejor planificación y mayor control
Software de mantenimiento instalaciones fotovoltaicas
  • Mantenimiento
  • Gestión de intervenciones
  • instalaciones fotovoltaicas

Software de mantenimiento instalaciones fotovoltaicas: Mejor planificación y mayor control

Lara ABARCA
3 mayo 2022

España está en un camino imparable hacia la transición verde. El nuevo plan del Gobierno, aprobado recientemente incluye la promoción de la instalación de módulos fotovoltaicos en unos 100 embalses, repartidos por todo el territorio nacional. El Real Decreto sobre medidas “urgentes” para afrontar las consecuencias de la guerra en Ucrania desde una perspectiva económica ha hecho que se abra la concesión para instalar explotaciones fotovoltaicas en suelo – recursos hídricos – de titularidad estatal. Por ello, es previsible que las compañías eléctricas comiencen a instalar sus placas solares sobre el agua. El reto para ellas será garantizar, por un lado, la instalación de los paneles en un terreno distinto al hasta ahora habitual (tierra) y, por otro, trazar un adecuado plan de mantenimiento de las mismas. En este segundo punto, sin duda será fundamental contar con tecnologías que optimicen los procesos, como el software de mantenimiento de instalaciones fotovoltaicas.

La energía solar fotovoltaica consiste en aprovechar la radiación solar transformándola directamente en energía eléctrica gracias al el efecto fotovoltaico, es decir, la emisión de electrones a través de un material cuando cuenta con la iluminación de la radiación electromagnética. La nueva normativa y los esfuerzos e inversiones que se realizan en España desde hace años contribuirán a impulsar la transición energética, ya que potencia el uso de una de las energías renovables con mayores posibilidades en un territorio con numerosas horas de sol. 

Mantenimiento de instalaciones fotovoltaicas: ¿solo para las grandes eléctricas?

Las distintas medidas tomadas por los gobiernos, centrales, autonómicos o, incluso, locales, son sin duda un sólido puntal sobre el que las empresas eléctricas se basan a la hora de hacer inversiones. Cuando se plantean invertir en instalaciones energéticas tienen que tener en cuenta el coste de la instalación (en este caso, de los paneles solares, por ejemplo, o de los terrenos en los que instalarlos) pero, también, han de contemplar los costes y la ejecución del necesario mantenimiento de las instalaciones para, por un lado, prevenir averías y, por otro, realizar reparaciones oportunas cuando sea necesario.

Pero las instalaciones fotovoltaicas no se ciñen tan solo a las infraestructuras creadas por grandes corporaciones eléctricas. Si hay algo característico de la producción de este tipo de energía es precisamente eso. En otro tipo de renovables, como la eólica, el ámbito está mucho más restringido: parece obvio que un pequeño ayuntamiento o un particular o una PYME no tiene la capacidad económica de instalar un parque eólico. Sin embargo, las instalaciones fotovoltaicas están abiertas a un espectro mucho más amplio de inversores: desde ayuntamientos a particulares, PYMES o cooperativas. En esta casuística tienen que ver, por un lado, los menores costes de instalación (obviamente, proporcionales a las dimensiones de la instalación fotovoltaica) y, por otro, a impulsos en su promoción. Un ejemplo de ello es el Camino del Sol 2022, una iniciativa puesta en marcha por la asociación de nacional de productores de energía fotovoltaica en la que, en un recorrido por todo el país, tratarán de promover este tipo de energía.

Esta particularidad de la generación de energía fotovoltaica abre un inmenso campo de posibilidades para las empresas que se encargan del mantenimiento de este tipo de instalaciones ya que, se trate de una gran compañía o de un pequeño productor, todos ellos son clientes a los que dar un servicio óptimo. Resulta obvio que si hay fallos en una gran infraestructura, una compañía puede tener problemas de suministro a sus clientes. Pero no es menos relevante para aquellos propietarios que utilizan los paneles solares para autoconsumo o para aquellos pequeños inversores que proporcionan electricidad a la red.

La importancia de un mantenimiento adecuado

Las instalaciones fotovoltaicas necesitan, por tanto, tener garantizado un mantenimiento. Por un lado, alargará la vida útil de la instalación. Por otro, se pueden prevenir fallos que eviten un funcionamiento inadecuado (mantenimiento preventivo). Y, finalmente, permiten una reparación cuando se produce una avería en alguno de los componentes de la estructura (mantenimiento correctivo). 

Para ello, los propietarios de instalaciones fotovoltaicas, tendrán que contar con empresas especializadas en proporcionar el servicio de mantenimiento. Dado que existen numerosos tipos y tamaños de infraestructuras, estas compañías tendrán, a su vez, que gestionar su servicio de la forma más eficiente posible, garantizando que este se realiza en tiempo, de forma eficiente y, por supuesto, de la forma más rentable

Software de mantenimiento para instalaciones fotovoltaicas

Las empresas dedicadas a mantener este tipo de sistemas han de contar con dos recursos fundamentales: por un lado, un equipo humano, que ejecute las labores técnicas. Pero, además, es indispensable optimizar el trabajo de estos técnicos. Para ello es indispensable contar con un aliado: la tecnología. 

Contar con un software de mantenimiento de instalaciones fotovoltaicas, como el de Praxedo,  permite a las compañías de mantenimiento organizar las intervenciones (tanto correctivas como preventivas) en función de sus características y mantenerlas organizadas en una única herramienta de planificación. Además, posibilita programar y planificar las intervenciones recurrentes, ya sea de un cliente particular o de grandes instalaciones. Por ejemplo, es posible definir una periodicidad asociada a los centros o equipos en los que es necesario realizar las intervenciones algo que facilita identificar rápidamente los planes de mantenimiento. 

Si la empresa especialista en mantenimiento cuenta con muchos clientes necesitará mantener un cierto orden. Con este tipo de software es posible organizar las bases de clientes, incluso los diferentes centros y equipamientos de estos, a través de listas interconectadas. Mediante el software se verá cada equipamiento, su vinculación con un centro concreto y, finalmente, con el cliente. De este modo, se simplifica la gestión de las intervenciones, el seguimiento y, en última instancia, la gestión y ejecución sobre el terreno.

Incluso el equipo técnico humano puede beneficiarse de esta tecnología, que cuenta con una aplicación móvil, ya que se pueden sincronizar, en tiempo real, las tareas de mantenimiento a realizar, es posible acceder al historial de intervenciones en un centro o cliente y facilita el envío de informes de intervención a los clientes. Gracias a esta solución, las empresas de mantenimiento podrán garantizar una respuesta rápida y eficaz a los propietarios de instalaciones fotovoltaicas, mientras mejoran el día a día de sus empleados. Todo ello, al final, tendrá una repercusión evidente en sus resultados como corporación.